• RSS

jueves, 24 de diciembre de 2015

Dando luz a la Navidad

Casi no llego a tiempo para encender la luz de la Navidad en esta casita!! Farolillos y portavelas iluminarán el hogar estos días, dándole la calidez que en estas fechas se merece!


Tarros de cristal decorados con papel de arroz y pintura 3D... Una lata de hojalata que envejecí algunos años con craquelado...




El alambre es un recurso tan sencillo de modelar a nuestro gusto...


Utilicé la tapadera de una caja metálica para crear una placa.... terminando el año con algunos trastos menos en mi cajón de los "por si acaso"...




Incluso la casa de pájaros (hecha con una caja de cartón como en la entrada anterior)  albergará una vela de pilas.... 


Ya sólo queda ponerlo todo a alumbrar, y dejaros mis mejores deseos de felicidad para estos días y un 2016 lleno de luz!

viernes, 20 de noviembre de 2015

Casita de pájaros con caja de cartón

¿A quién no le gustan las casitas de pájaros? Aunque las venden de madera y podemos encontrarlas con multitud de tamaños y formas, ya preparadas para decorar a nuestro gusto, me apetecía crear una de principio a fin, eso sí, utilizando el cartón para la estructura, que cortando madera no ando yo muy fina...


Una vez terminada coloqué un pie con parte de un portarrollos de cocina que forré con una servilleta.



Realicé el tejado y la valla con palitos de helado...





Para el efecto desgastado empecé pintando con acrílico blanco, y antes de que secara dí unas pinceladas muy ligeras en azul por algunas zonas. Después dejar secar y aplicar betún de Judea.


Quedó coqueta verdad? Si os animáis os dejo los pasos que he seguido!



TUTORIAL CASITA DE PÁJAROS CON ENVASE DE CARTÓN

Material

Envase de cartón
Tablita de madera
Imprimación (yo la utilizo al agua)
Barniz incoloro
Pintura acrílica
Cola de madera
Pincel
Palos de helado
Papel para decorar (en mi caso servilletas)
Puntilla u otro tipo de cinta

Proceso

1. Elegir un envase de cartón lo más fuerte posible ( yo utilicé el de una tarta helada) y una tablita de madera sobre la que colocaremos la casa.


2. Abrir el cartón para poder recortar mejor la forma de la casita.



De ambos extremos de la caja, escoger aquella base que esté menos estropeada, para que a la hora de volver a montarla quede más firme.


Aproveché 2 trozos del mismo envase para unirlos y formar el tejado, pero si tenéis otro cartón que se ajuste a la medida que queréis no hace falta recortar dos partes, sino una más larga y hacéis una doblez a la mitad. 


Dejé el cartón del tejado un poco más ancho que la casita, de manera que sobresalga por todos los lados


 3. Ir uniendo las partes con cola blanca. Dejar el tejado sin pegar hasta tener todo decorado.


4. Tapar con imprimación utilizando una esponjita, dando pequeños golpecitos por toda la superficie


5. Quería darle un toque envejecido, así que en lugar de pintar la casa con acrílico, pasé un trapo humedecido con betún de Judea rebajado con aguarrás. 
Para el tejado se cortan palos de helado, algo más largos que el tejado, para que la parte redondeada sobresalga (al menos a mí me gusta más de esta forma), después se pintan (como he indicado más arriba), y se pegan con cola blanca.
El cartón del tejado se puede dejar sin pintar puesto que queda totalmente cubierto con los palitos.


6. Los siguientes pasos muy sencillos:
    - Decoupage con trocitos de servilletas como más nos guste.
    - Pegar puntilla con cola blanca sobre el borde del cartón.
    - Con palitos de helado se forma una valla, y se pega.
    - Rodear con alguna cinta (yo empleé antelina) el círculo de entrada y
      poner un palito



Pegar el tejado con silicona caliente, se coloca la casa sobre la madera pintada y listo! Espero que os haya gustado y os sirva de ayuda si decidís probar!


Mil gracias por acompañarme una entrada más!


sábado, 7 de noviembre de 2015

Fotos antiguas a la vista!

Hay fotografías que se guardan como oro en paño... algunas en viejos álbumes, otras en cajas porque de tantas que hay no queda más remedio por cuestión de espacio... y de vez en cuando apetece sacarlas, mirarlas, y por qué no, utilizarlas!


Un porta fotos con un taco de madera... Hice una pequeña hendidura, lo pinté con acrílica blanca, un estarcido y pincel seco con acrílica negra para dar aspecto envejecido.




Hay tantas veces que buscamos láminas bonitas de niños para nuestros trabajos de decoupage... las de nuestra infancia no tienen nada que envidiar...



Encontré algunas que fueron tomadas para recoger lugares, paisajes... Con ellas creé una corona vintage... un cuadro... un collage... como queráis llamarlo...




Todas realizadas con esta cámara de los años 60, otro tesoro que merece estar a la vista!


Gracias por vuestras visitas y comentarios, es una alegría seguir recibiendo tanto cariño entrada tras entrada!!

viernes, 23 de octubre de 2015

Pinzas y cartel sobre la lavadora

Cada rincón de la casa es una excusa para poner en marcha la imaginación y añadir nuevos objetos que le den un aire renovado y más bonito! Esta vez le tocó el turno a la zona de la lavadora, que por tratarse de un espacio muy reducido, unos simples detalles fueron suficientes para conseguir mi objetivo!


Lo primero fue realizar una cesta con hojas de periódico (del mismo modo que el macetero de hace unos meses, y añadiendo unas asas)... a continuación se me antojó llenarla con alegres pinzas!


También un cartel... algo muy sencillo... Una tabla de DM y una transferencia de imagen. Para darle un toque de color pegué un trocito de servilleta sobre una parte del vestido y pinté unos diminutos lunares con acrílico sobre otra


No me canso de ver la transformación que sufren las pinzas al utilizar decoupage en ellas, me quedaron muy shabby chic!


Qué conste que estas no se tocan... sería una pena que se estropearan!




Gracias por vuestras visitas y comentarios, son los que mantienen vivo este blog!!

sábado, 10 de octubre de 2015

Arpillera para todo!

Me encanta arpillear! Ya sé que este verbo no existe... pero quien no se ha inventado en alguna ocasión una palabra para definir aquello que tanto nos gusta o practicamos con asiduidad en este mundillo de las manualidades!


Recuerdo cuando compré el primer metro de arpillera, era para la base de una caja de fresas... no tenía más pretensiones, pero con el tiempo me dí cuenta de todo el partido que podría sacarle.



Quien me iba a decir que con este tejido áspero y grueso realizaría una bonita funda para un macetero, e incluso practicaría decoupage sobre él....



O daría un aspecto tan delicado a una agenda de teléfonos que guardaba hace muchísimos años sin estrenar...  nunca me gustó su pasta, forrada con un papel de arroz muy oscuro, y decidí transformarla! No quité el papel, apliqué sobre él imprimación, y después pinté con acrílico. En la parte superior decoupage con un trocito de servilleta, y en la inferior arpillera, puntilla, botones...


Ahora sí está acorde con su encantador interior!



También me parece ideal para decorar ese marco que anda rodando por casa sin saber en qué emplearlo...


Sé que a muchas de vosotras os gusta arpillear, y a quien no lo haya probado aún, lo aconsejo!


Muchas gracias por vuestras incondicionales visitas y cariñosos comentarios!!

sábado, 26 de septiembre de 2015

Tabla de cocina con malla de gallinero

Cuánto tiempo sin realizar una tabla de cocina! Fue el regalo para una amiga, tenía capricho de esta servilleta que utilicé, y es que le gustan las moras hasta para la decoración! Le añadí un bolsillo con malla de gallinero, le vendrá bien para dejar recetas, la lista de la compra...


Cuenta una antiquísima leyenda que originariamente la fruta de mora era blanca...



Dos jóvenes babilonios, Píramo y Tisbe, se amaban sin contar con la aprobación de sus padres, y un día decidieron escapar juntos...

El lugar de encuentro fue el monumento de Nino, al amparo de un moral blanco. Tisbe llegó primero, pero tuvo que refugiarse en el hueco de una roca al verse sorprendida por un león, dejando en la huída su velo... La fiera empezó a juguetear con él, y en ese momento llegó Píramo...


Al ver la túnica en la boca del león supuso que había devorado a su amada... sacó su puñal y se suicidó.




Cuando Tisbe regresó y encontró a Píramo sin vida, se mató también, tiñendo ambos con su sangre el moral cercano... De ahí el color grana de las moras...



Antes de despedirme quiero agradecer a las compañeras que estos últimos días pensaron en mí a la hora de repartir sus premios! Ellas son Rosario de Las pequeñas creaciones de Rosss, Ana de Anuskalandia y María de El Rincón de Joluda.
Es una alegría recibir el reconocimiento de artesanas tan estupendas, podría describiros sus bonitas creaciones, pero mejor os invito desde aquí a visitarlas si aún no lo habéis hecho!



Los dejo a vuestra disposición, muchas gracias por acompañarme una entrada más!