• RSS

viernes, 27 de marzo de 2015

La casita de las llaves

De niña tenía una casita de madera con pequeñas repisas para dejar piezas de porcelana, aún la conservo esperando darle un cambio de imagen algún día... Mientras llega ese momento, se me ocurrió crear mi propia versión ... con una utilidad algo diferente...


Una caja de gambas y los laterales de otra (el tejado) fueron suficientes para empezar "algo" que no sabía muy bien en qué acabaría...
Unos listones me dieron la idea para el siguiente paso... sobre uno de ellos colocaría unas alcayatas y lo convertiría en un cuelga llaves... Otro pegado en la parte inferior podría quedar original para sujetar alguna carta...

El decoupage corrió a cargo de una bonita servilleta de lo más apropiada ...




Aproveché un viejo nido que encontré tirado durante la poda de este invierno para colocar unos huevos de porexpan, pintados con acrílica de color blanco antiguo y salpicados con acrílicos marrones y negros...


El corazón está hecho con pasta de modelar y forrado de la misma servi.



Imprimí una partitura de la red y la manché con café para darle un aspecto envejecido... Creé una pequeña cesta con malla de gallinero ....


Nada más terminarlo se enamoraron de esta casita, y en ella ya cuelgan las llaves de un nuevo hogar.


Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios! 
Deseo que paséis unos estupendos días de descanso disfrutando de este buen tiempo que parece nos va a acompañar!!

jueves, 12 de marzo de 2015

Las fresas... sabor a primavera

Si hay una fruta que anuncia la llegada de la primavera, esa es la fresa. Su atractivo color y textura, su aroma inconfundible y su sabor exquisito (ya sea con azúcar, nata, en batido o recién enjuagadas con un poco de agua), bien merecían una entrada en esta casita!


Tenía un par de servilletas con motivos que quedarían perfectos, solo debía pensar el soporte en que utilizarlas...

Una de ellas para un viejo bloque que convertí en un bonito macetero para mis propias fresas... ya se han caído casi todas las flores y empiezan a crecer estos deliciosos frutos rojos...



La otra servilleta para un viejo posavasos, de los que tienen publicidad, el tamaño era exactamente el que necesitaba...





Cuenta una leyenda, que fue tan grande el dolor que le causó a la diosa Afrodita la muerte de Adonis, su amor mortal, que lloró incesante y desconsoladamente un mar de lágrimas...

... y conforme éstas tocaban la tierra se convertían en pequeños corazones rojos: las perfumadas fresas.
Por el sabor a primavera que evocan las fresas, fueron el tema que elegí para participar en el Reto "Las  cuatro estaciones" a que nos invita nuestra compañera Inmaculada desde Perfileando, no os perdáis el resto de propuestas!





Muchas gracias por vuestra compañía, con ella cada estación empieza con nuevas ilusiones bloggeriles!