• RSS

jueves, 31 de marzo de 2016

Iniciándome en la jardinería vertical

Siempre que tengo tiempo suficiente, y sobre todo ando armada de paciencia, me gusta indagar en nuevos proyectos... llevarlos a cabo... y si sale medianamente curioso... sesión de fotos y listo para desfilar!


Este es el caso de un cuadro vegetal que tenía en mente hace mucho...


Me sobraron pequeñas plantas para las que enseguida encontré un nuevo hogar... unas latas de hojalata engalanadas para recibir a estos huéspedes tan agradecidos...


Aproveché un viejo cuadro de madera con fondo suficiente para empezar a probar este experimento, y lo forré con un bonito papel de regalo



Pinté los botecitos y decoré con el mismo papel. Para uno de ellos además cuerda y un corazón hecho con pasta de modelar



No deja de sorprenderme todo el juego que se le puede dar a estas plantas!



TUTORIAL CUADRO VERTICAL

Materiales

- Un marco de madera con profundidad de unos 5 cm
- Rejilla metálica o malla de gallinero
- Sustrato universal (se puede mezclar con algo de arena)
- Piedrecitas o trocitos de corteza
- Plantas crasas o suculentas 


Proceso

Coloqué malla antihierba sobre el fondo del cuadro (para evitar que se humedezca la madera), deposité la tierra y fijé con grapas la malla de gallinero



Reuní las macetas crasas que tenía para ir haciendo la selección...


Corté algunas y fue introduciéndolas por la malla, ayudándome de un palito. Si veo que me he quedado escasa de tierra, voy añadiendo.



Lo ideal es ir rellenando todo el cuadro de esta forma, el tronco cabe de sobra y se pueden colocar más juntas. Pero yo no tenía suficiente variedad, por lo que compré macetitas, y  tuve que cortar algo de malla. Dejando parte del alambre levantado, y una vez plantadas, llevándolo a su sitio haciendo presión, queda bien sujeto.



En los huecos puede ponerse musgo. A mí me apetecía colocar trocitos de corteza, y de paso quedaba más asentada la tierra.




Una vez terminado lo humedecí, y dejé en horizontal durante 48 horas.

Reconozco que tenía mis dudas sobre si al colgarlo no iría rodando todo al suelo... pero no! Salvo una chispa de tierrecita que cayó al principio, se mantuvo todo en su sitio!
Para su riego bastará un pulverizador, este tipo de plantas almacenan mucha agua en sus tallos, raices y hojas, y aguantan largos periodos de sequía.

A pesar de mis espaciadas publicaciones, y de no visitaros tanto como quisiera, me hace mucha ilusión comprobar que seguís pasando en cada entrada y dejando muestras de cariño, muchas gracias!