• RSS

domingo, 20 de noviembre de 2016

Revistero con una caja y cuatro listones

Revistas de decoración, cocina, moda, costura... en algún momento se acaban amontonando sobre una mesa o cajón, y no queda más remedio que guardarlas en un revistero... y ya sabéis que tratándose de esta casita, el revistero sólo podía proceder de algún objeto reciclado...


Este proyecto surgió con la idea de hacer una jardinera, ya que había visto en la red algún modelo de este tipo y me gustaba mucho... y yo que soy muy envidiosilla, allá que me lancé!



Pero una vez terminado me pareció ideal para mis revistas, y si me sobraba espacio siempre podría poner una planta...


Un toque vintage con una dama estarcida sobre la arpillera, un papel de aire parisino, puntilla...







Y junto a este bonito macetero que realicé hace unos meses, ya ocupan un lugar privilegiado en mi rinconcito de lectura!



Os dejo los pasos para este sencillo trabajo, ya me contaréis si os animáis!

TUTORIAL REVISTERO DE MADERA

Materiales

- Caja de madera
- Tapadera de la caja o una tabla
- 4 listones
- Lija
- Tornillos
- Pintura acrílica
- Brocha o rodillo
- Silicona caliente

Proceso

1. Lijar bien la caja elegida y los listones. En mi caso, la caja es de queso, y la tapa consistía en dos tablillas, por lo que una de ellas fue la que utilicé para el cartel. Pero se puede utilizar una tabla del tamaño que se desee.
Los listones que van en la parte trasera se cortan unos cm más largos para colocar en la parte superior el cartel


2. Pintar la madera. Yo utilicé acrílica blanca, y apliqué con rodillo que es como lo suelo hacer casi siempre porque me gusta más el acabado. Dejar secar.
En la imagen ya lo veis preparado con algunos de los elementos que iba a emplear en la decoración...


3. Justo cuando iba a empezar a montarlo preferí envejecerlo con betún de Judea (rebajado con aguarrás), me gusta mucho esta tonalidad que adquiere.
Después sólo es cuestión de hacer varias pruebas antes de atornillar en qué posición queremos que estén los listones respecto la caja... más altura, más inclinación... a gusto de cada uno.


Los tornillos los coloqué en el interior de forma que la parte de fuera quedara lo más limpia posible,

No penséis que me salió bien a la primera... tuve que cambiar la posición de las patas más de una vez para que no cojeara...


4. Una vez montada la estructura, viene la parte bonita... dejar volar la imaginación... papeles, plantillas, arpillera, puntilla...


Dejé para el final el cartel, lo pegué con silicona y listo! Espero que os haya gustado!

Gracias por seguir acompañándome una entrada más!