• RSS

viernes, 30 de septiembre de 2016

Jaula de papel y cuadros de cartón

En esta casita se sigue "la regla de las 3R"... Reducir, Reciclar, Reutilizar... Con bastante frecuencia (tal vez más de la debida...) añado a mis trabajos otra más ... la de Romanticismo...
Y así, entre R y R surgió esta nueva creación, una jaula decorativa realizada básicamente con papel y alguna que otra basurilla!


Arpillera y puntilla... combinación clásica en tantas de mis publicaciones...


Encontré unas láminas en la red que me gustaron mucho, y probé a pegarlas sobre la base de unas bandejas de cartón de pasteles (previamente pintadas)... al momento quedaron transformadas en estos coquetos cuadritos.



Este tipo de jaulas nos ofrecen multitud de posibilidades para incluir en su interior, lo más frecuente es verlas con vistosas flores, incluso plantas que van enredando sus ramitas por los barrotes

Mi opción... Una vela y dejar revoloteando unas mariposas hechas de cartón y cuerda...

Aunque no tiene nada que ver con las bonitas jaulas de estilo vintage que podemos encontrar en las tiendas, y que tan de moda están, no pude resistirme a crear la mía propia, espero que os haya gustado!


Os dejo los pasos que seguí por si tenéis curiosidad.

TUTORIAL JAULA DECORATIVA

Materiales

- Tapadera para la base (yo elegí una de plástico)
- Alambre
- Papel de periódico
- Pintura
- Algún tipo de tapón (para cubrir los extremos de los barrotes, y decorar la parte superior)


Pasos

1. Preparar tantas varillas de papel como barrotes queramos que tenga la jaula. Aquí podéis ver cómo realizo las varillas.

2. Pintar la tapadera. Como la mía era de plástico, primero apliqué imprimación, y una vez seca, acrílica blanca.
Hice pequeños agujeros alrededor por donde después pasaría el alambre.


3. Cortar con unos alicates tantos trozos de alambres como varillas, y del mismo tamaño. Se introducen en las varillas.
Cada extremo se pasará por las perforaciones hechas en la base, dejando como 1/2 cm en la parte inferior para hacerle una doblez, y así quedar sujeto.


4. Ir arqueando a gusto de cada uno la parte superior de los barrotes de la jaula. Para que el papel no esté tan rígido cuando se doble, se puede humedecer un poco.
Una vez terminados, uní los extremos con un alambre.


5.  Quedaba una tarea complicada... buscar algún tipo de tapón que fuera suficientemente ancho para cubrir los extremos de los barrotes, y a la vez, quedara acorde con el resto de la decoración. El tapón os podéis imaginar donde lo encontré... En mi "caja de los tesoros"! Pertenecía a un frasco de perfume... Le dí imprimación, pintura y listo!
Para tapar la zona de unión del barrote con la tapadera, y de paso, dar un toque de color, esta bonita cinta de arpillera y puntilla.


A última hora decidí oscurecer la jaula con betún de Judea... Me resultó incómodo al tenerlo ya todo montado, pero me gustaba más el aspecto envejecido.


Me despido con una R más...
Requetegracias por vuestras visitas y tan cariñosos comentarios que me dejáis siempre!