• RSS

domingo, 20 de noviembre de 2016

Revistero con una caja y cuatro listones

Revistas de decoración, cocina, moda, costura... en algún momento se acaban amontonando sobre una mesa o cajón, y no queda más remedio que guardarlas en un revistero... y ya sabéis que tratándose de esta casita, el revistero sólo podía proceder de algún objeto reciclado...


Este proyecto surgió con la idea de hacer una jardinera, ya que había visto en la red algún modelo de este tipo y me gustaba mucho... y yo que soy muy envidiosilla, allá que me lancé!



Pero una vez terminado me pareció ideal para mis revistas, y si me sobraba espacio siempre podría poner una planta...


Un toque vintage con una dama estarcida sobre la arpillera, un papel de aire parisino, puntilla...







Y junto a este bonito macetero que realicé hace unos meses, ya ocupan un lugar privilegiado en mi rinconcito de lectura!



Os dejo los pasos para este sencillo trabajo, ya me contaréis si os animáis!

TUTORIAL REVISTERO DE MADERA

Materiales

- Caja de madera
- Tapadera de la caja o una tabla
- 4 listones
- Lija
- Tornillos
- Pintura acrílica
- Brocha o rodillo
- Silicona caliente

Proceso

1. Lijar bien la caja elegida y los listones. En mi caso, la caja es de queso, y la tapa consistía en dos tablillas, por lo que una de ellas fue la que utilicé para el cartel. Pero se puede utilizar una tabla del tamaño que se desee.
Los listones que van en la parte trasera se cortan unos cm más largos para colocar en la parte superior el cartel


2. Pintar la madera. Yo utilicé acrílica blanca, y apliqué con rodillo que es como lo suelo hacer casi siempre porque me gusta más el acabado. Dejar secar.
En la imagen ya lo veis preparado con algunos de los elementos que iba a emplear en la decoración...


3. Justo cuando iba a empezar a montarlo preferí envejecerlo con betún de Judea (rebajado con aguarrás), me gusta mucho esta tonalidad que adquiere.
Después sólo es cuestión de hacer varias pruebas antes de atornillar en qué posición queremos que estén los listones respecto la caja... más altura, más inclinación... a gusto de cada uno.


Los tornillos los coloqué en el interior de forma que la parte de fuera quedara lo más limpia posible,

No penséis que me salió bien a la primera... tuve que cambiar la posición de las patas más de una vez para que no cojeara...


4. Una vez montada la estructura, viene la parte bonita... dejar volar la imaginación... papeles, plantillas, arpillera, puntilla...


Dejé para el final el cartel, lo pegué con silicona y listo! Espero que os haya gustado!

Gracias por seguir acompañándome una entrada más!


viernes, 28 de octubre de 2016

Aire renovado para la oficina

Recuerdo haber leído consejos del Feng Shui para decorar una oficina con el fin de atraer energía positiva... cómo posicionar el escritorio... colocar determinados elementos según el punto cardinal... colores y plantas de los que rodearnos...

Demasiadas pautas para mi pequeño espacio de trabajo... Pensé que con una maderita y unas hojalatas transformadas en esas piezas que para mí son únicas y personales, igualmente conseguiría un espacio agradable y cálido...

.

Reconozco que me resultó difícil decidir por una combinación armoniosa de detalles, sin que resultase recargado, ni demasiado femenino, y a la vez no perder mi propio estilo... 


Para las mañanas que se adivinan complicadas echaré la vista al cartel... "Un pequeño pensamiento positivo en la mañana puede cambiar todo el día"




Hoy me despido con latas y a lo loco... quien sabe qué nuevo reciclaje me deparará la próxima entrada!


Os dejo los pasos de cómo realicé el cartel, me parece un trabajo sencillo y muy vistoso

TUTORIAL CARTEL IMITACIÓN TABLILLAS

Material
Tablero de madera
Regla y lapicero
Punzón
Pintura acrílica
Lija

Proceso

1. Aplicar una primera mano de pintura sobre la tabla, dejar secar.
2. Utilizar una regla y lapicero para señalar tantas divisiones como tablillas queramos simular.


3. Ir pasando un punzón sobre las líneas que se han trazado, presionando con fuerza para ir creando hendidura. Limpiar la superficie, y volver a pintar. Dejar secar.
De nuevo con el punzón se sigue incidiendo en las separaciones.


4. Volver a limpiar y comenzar con la tarea de lijado, insistiendo en aquellas zonas que deseemos queden más desgastadas.


5. Una vez terminada esta base, ya se podrá decorar a gusto de cada uno, con decoupage, stencil, transferencia de imágenes...
Por último se aplicará barniz, y si se quiere dar un aspecto más envejecido, betún de Judea.

Muchas gracias por el tiempo que pasáis en esta casita, es un placer recibir tantas visitas!

viernes, 30 de septiembre de 2016

Jaula de papel y cuadros de cartón

En esta casita se sigue "la regla de las 3R"... Reducir, Reciclar, Reutilizar... Con bastante frecuencia (tal vez más de la debida...) añado a mis trabajos otra más ... la de Romanticismo...
Y así, entre R y R surgió esta nueva creación, una jaula decorativa realizada básicamente con papel y alguna que otra basurilla!


Arpillera y puntilla... combinación clásica en tantas de mis publicaciones...


Encontré unas láminas en la red que me gustaron mucho, y probé a pegarlas sobre la base de unas bandejas de cartón de pasteles (previamente pintadas)... al momento quedaron transformadas en estos coquetos cuadritos.



Este tipo de jaulas nos ofrecen multitud de posibilidades para incluir en su interior, lo más frecuente es verlas con vistosas flores, incluso plantas que van enredando sus ramitas por los barrotes

Mi opción... Una vela y dejar revoloteando unas mariposas hechas de cartón y cuerda...

Aunque no tiene nada que ver con las bonitas jaulas de estilo vintage que podemos encontrar en las tiendas, y que tan de moda están, no pude resistirme a crear la mía propia, espero que os haya gustado!


Os dejo los pasos que seguí por si tenéis curiosidad.

TUTORIAL JAULA DECORATIVA

Materiales

- Tapadera para la base (yo elegí una de plástico)
- Alambre
- Papel de periódico
- Pintura
- Algún tipo de tapón (para cubrir los extremos de los barrotes, y decorar la parte superior)


Pasos

1. Preparar tantas varillas de papel como barrotes queramos que tenga la jaula. Aquí podéis ver cómo realizo las varillas.

2. Pintar la tapadera. Como la mía era de plástico, primero apliqué imprimación, y una vez seca, acrílica blanca.
Hice pequeños agujeros alrededor por donde después pasaría el alambre.


3. Cortar con unos alicates tantos trozos de alambres como varillas, y del mismo tamaño. Se introducen en las varillas.
Cada extremo se pasará por las perforaciones hechas en la base, dejando como 1/2 cm en la parte inferior para hacerle una doblez, y así quedar sujeto.


4. Ir arqueando a gusto de cada uno la parte superior de los barrotes de la jaula. Para que el papel no esté tan rígido cuando se doble, se puede humedecer un poco.
Una vez terminados, uní los extremos con un alambre.


5.  Quedaba una tarea complicada... buscar algún tipo de tapón que fuera suficientemente ancho para cubrir los extremos de los barrotes, y a la vez, quedara acorde con el resto de la decoración. El tapón os podéis imaginar donde lo encontré... En mi "caja de los tesoros"! Pertenecía a un frasco de perfume... Le dí imprimación, pintura y listo!
Para tapar la zona de unión del barrote con la tapadera, y de paso, dar un toque de color, esta bonita cinta de arpillera y puntilla.


A última hora decidí oscurecer la jaula con betún de Judea... Me resultó incómodo al tenerlo ya todo montado, pero me gustaba más el aspecto envejecido.


Me despido con una R más...
Requetegracias por vuestras visitas y tan cariñosos comentarios que me dejáis siempre!