-->

In love con mis puntillas

viernes, 14 de febrero de 2020

Para este día tan amoroso preparé una entrada de lo más romántica... y es que si hay algo que le da romanticismo a mis trabajos es una bonita puntilla!



Me gusta tenerlas organizadas en diferentes envases, y todos ellos guardados en una caja... ésta que os enseño es de fresas, decorada con estarcido la parte delantera y decoupage en los laterales

Coloqué sobre las esquinas un listón para formar sus asas...



Transformé dos latas de hojalata en dos cajitas... servilleta, betún de judea, moldura... siempre es una satisfacción recordar el antes y disfrutar del después de estos reciclajes!


La tapa de la primera es un posavasos de madera ( otro para la base, me pareció que así quedaba más original y le daba más cuerpo), al que coloqué un tirador. La tapa de la segunda la hice con masa de modelar y un pomito..






También he utilizado bobinas de plástico ya terminadas que dan pena tirar... cambio de look y listas para su segunda vida! 



Si os habéis fijado en la lámina que se ve de fondo... os adelanto que es parte de la decoración de una caja de vino... pronto os la enseñaré!

Muchas gracias por seguir acompañándome en mis nuevos proyectos!

Regalos handmade vintage

domingo, 19 de enero de 2020

Como viene siendo tradición desde hace unos años, en Navidad me gusta regalar algún conjunto hecho por mí... durante los meses anteriores, estoy atenta al interés que pueda despertar alguno de mis trabajos, y tomo nota para cuando llegan estas fechas dejar caer una sorpresa!


El primer conjunto, estos carteles que realicé a partir de dos tablas de madera en las que hice una imitación de tablillas y después decoré con una servilleta. Finalmente estarcí una frase que me pareció perfecta para la estancia que iba a ocupar, que era el dormitorio. A juego, una vela para la mesita de noche.




El segundo conjunto fue acompañado de un jacinto que floreció a tiempo para el día del regalo... Empezó a crecer prematuramente en noviembre en la jardinera exterior, y si lo dejaba allí, no avanzaría con el frío... lo planté en una maceta y le busqué un buen lugar dentro de casa... después de unas semanas de mimos estaba listo... ya veis que todo está hecho con mucho cariño!


La caja es de cartón y el colgador es un posavasos de madera con un ganchito. El cubito de zinc que utilicé como macetero, está pasado por imprimación, pintura y unas palabras estarcidas... para darle un aspecto desgastado, lijé las letras, unas pasadas con pincel seco y un salpicado. 




Me encanta la dulzura que imprimen en cualquier trabajo estas servilletas vintage de niños, no os parece?


Muchas gracias por vuestra compañía, sin ella no podría mantener la ilusión de seguir publicando!

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS